¡¡Caray que rápido pasa un año!! Y cuantas cosas surgen por el camino. Unas te pueden cambiar más la vida y otras no las has cambiado ni hecho. Si pensabáis que me había marchado. Siento decepcionaros. Vuelvo con las pilas recargadas, con ciertas ideas en mente y algún que otro asunto en manos. Simplemente espero que estéis teniendo un buen confinamiento y termine toda esta situación cuanto antes. Os mando un fuerte abrazo y volveremos a vernos 😉